Patricio Pron gana el Premio Alfaguara con una novela referente a el amor en tiempos sobre Tinder

Patricio Pron gana el Premio Alfaguara con una novela referente a el amor en tiempos sobre Tinder

El autor argentino se plantea en ‘MaГ±ana tendremos otros nombres’ los interrogantes sobre una procreaciГіn perdida ante los nuevos usos y costumbres en las relaciones

Viajaba Patricio Pron (Rosario, 1975) en el metro sobre Madrid, leyendo, cuando observó a varias gente deslizando su dedo Con El Fin De elegir o rehusar parejas en Tinder. Y vio alguna cosa que le interpelaba. “La soltura con la que estaban descartando a muchedumbre y la convicción compartida de que todas estaban eligiendo cuando en realidad separado estaban escogiendo a partir sobre un menú creado por un cálculo me hacen rememorar que gran cantidad de sobre mis amistades de mi misma edad sentían que no hacían pie en este nuevo disciplina amoroso”, cuenta Pron a EL ESTADO después de acontecer galardonado con el Premio Alfaguara sobre novela por Mañana tendremos otros nombres.

MГЃS NOTICIA

Reflejo y ola que arrastra la disposiciГіn literaria de cada tiempo, el Premio Alfaguara –uno sobre las mГЎs prestigiosos en lenguaje espaГ±ola y no ha transpirado que estГЎ dotado con 154.000 euros desplazГЎndolo hacia el pelo la escultura sobre MartГ­n Chirino– recayГі en 2017 en la distopГ­a entrega, de Ray Loriga y en 2018 en el true crime la novela criminal, sobre Jorge Volpi. Era, quizГЎs, el turno del apego asГ­В­ como los usos asГ­В­ como costumbres sexuales en la era del gasto exacerbado y las pГ­ВЎginas sociales. “QuГ© es el consentimiento, quГ© es una pareja en un segundo en el que hay novedosas maneras de uniГіn, cГіmo redefinimos el destino o el azar En seguida que poseemos estas herramientas sofisticadas Con El Fin De las relaciones”. Esos son, definidos por el autor, los interrogantes que se plantea esta leyenda, presentada a concurso con el tГ­tulo El museo de las relaciones rotas y pequeГ±o el seudГіnimo nunca Soy Stiller. “nunca resulta una novela de ideas ni filosГіfica. Resulta una confluencia sobre gГ©neros”, explica el responsable de esta exploraciГіn generacional en el intercambio en las relaciones, la tecnologГ­a y no ha transpirado el nomadismo sentimental.

El comisiГіn –presidido por el periodista Juan JosГ© MillГЎs y no ha transpirado que ha otorgado el premio por unanimidad– dating4disabled match considera que la labor “es la deslumbrante autopsia de una ruptura amorosa, que va mГЎs allГЎ de el amor: serГ­В­a el mapeo sentimental de la colectividad neurГіtica donde las relaciones son productos de consumo”.

Anonimia con significado

No deben nombre los practicantes sobre esta leyenda, único el novio desplazándolo hacia el pelo la novia, anonimia que Pron explica de este modo: “Muchos autores tienden a completar, libro tras texto, los huecos que dejaban en los anteriores. Mi manera sobre trabajar es la contraria, quito lo que sobra, y no ha transpirado en este ejemplar sobraban los nombres. Eliminarlos me ayudaba A adquirir el carácter universal que quería darle”. El título tampoco se corresponde con la progresiva complejidad y no ha transpirado la longitud de el autor de, por ejemplo, El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia, una cosa que tendrá significado Con El Fin De los lectores cuando la terminen, según cuenta Pron a este corriente carente tratar destripar nada. “Es en lo único en lo que me trabajo. Lo demás lo hacen autores anónimos a mi servicio”, bromea Con El Fin De zanjar la disputa.

Es cada oportunidad mГЎs complicado imaginar cuГЎl es el final atinado sobre la leyenda de amor

Preocupado por el rastra que el paso del tiempo permite en las personajes, Pron ha querido ir mГЎs allГЎ, directo, sin ambages. “Durante los Гєltimos aГ±os he estado pensando en El mГ©todo de cГіmo el ayer condiciona el presente y es precisamente con este texto con el que me atrevo an examinar el actual cara a cara sin 1 modelo sobre argucia textual, y no ha transpirado me permito no dar rodeos en el momento sobre hablar de lo que ciertamente me interesa. SerГ­В­a un segundo inusual porque el pasado sigue siendo una cosa extremadamente complicado en torno a lo que articular un autorizaciГіn y el maГ±ana parece efectuarse adelgazado”, comenta.

Con alguna cosa de la obligación autobiográfica propia de su literatura, Mañana tendremos otros nombres serí­a, también, la tarea acerca de la generación así­ como de las cambios, íntimos y sociales, que está viviendo. “Al margen de las experiencias personales enmascaradas por la ficción, el relato generacional se refleja en la incertidumbre, en los interrogantes que deben ver en cómo ha cambiado en las últimos años de vida la forma en la cual vemos el amor”, explica el autor sobre nunca derrames tus lágrimas por ninguna persona que viva en estas travesí­as.

El error de litigio de mi chica nos ha llevado inclusive aquГ­ desplazГЎndolo hacia el pelo espero que lo mantenga

La duplicidad, uno de los temas que atraviesa la literatura de Pron, está en este caso presente con más fuerza. “No Existen gran duplicidad que la que hay atrás de la comunicación sobre pareja, por más que ya nunca tenga que ser necesariamente sobre dos”, resume. “Resulta cada ocasií³n más laborioso imaginar cuál es el final oportuno sobre la biografía sobre amor”, confiesa, alguna cosa inquieto, un hombre que se declara tranquilo en este apariencia de la vida: “El error de causa sobre mi chica nos ha llevado Incluso aquí desplazándolo hacia el pelo espero que lo mantenga”, añade sonriendo.

Articulista que se mueve con comodidad en todos las formatos, Pron es responsable sobre seis libros sobre cuentos y siete novelas, pero en este caso lo tenía Cristalino. “Por la complicación del asunto y no ha transpirado la pluralidad de perspectivas nunca podía acontecer otra cosa. He leído ensayos referente a algoritmos, condiciones sobre soltería en dispares países, estadísticas, proyectos sobre transformación sobre la pareja. La investigación que existe atrás le daba una dimensión que excedía la del cuento”, asegura el colaborador sobre EL PAÍS así­ como crítico sobre Babelia, a quien su faceta periodística le ha cubo “el músculo” Con El Fin De saber adaptarse a lo que demanda cada historia.

Pron ha dedicado el premio a los periodistas asesinados en México, a sus compañeros sobre EL PAÍS desplazándolo hacia el pelo a los profesionales que han perdido su empleo en la crisis, pero especialmente al editor Claudio López Lamadrid, recientemente fallecido. “El negocio editorial genera más perplejidades que certezas. Igual que autor nunca pienso mucho en eso y De ningún modo lo he hecho porque continuamente he contado con la fortuna de tener desmedidos editores que se ocupaban de lo cual por mí, como Claudio. Fue el principal valedor de mi labor en España y no ha transpirado quien me animó a presentarme a este premio. Su asesinato resulta una desgracia de todos, aunque especialmente Con El Fin De las lectores. Lo bueno podrí­a ser ahí queda su catálogo”, cuenta emocionado. Y no ha transpirado en ese catálogo, desde En la actualidad y igual que homenaje póstumo, se haya este Mañana tendremos otros nombres.

Vélemény, hozzászólás?